Adentrarnos

Reconocer de dónde venimos, cerrar los ojos de manera introspectiva y respirar, es una fuente para encontrarnos si estamos desorientados en lo que queremos realmente hacer, todos aquellos anhelos que una vez tuvimos, se pueden escapar y cuando creemos poder alcanzar aún con la vista algunos … se alejan rápido, cerrar los ojos es la solución. El Origen de cada ser humano es una historia impresionante, sólo hay que escucharnos; somos como un árbol, proveniente de una semilla que crecerá a su paso y si se empieza a torcer, el aire mismo le ayuda a mantener su equilibrio y entre sus corrientes atrapar los buenos deseos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *